lunes, 3 de marzo de 2008

Honolulu II


El viernes era mi último día entero en Hawaii y me atreví a descubrir sola diferentes partes de Honolulu mientras Carlos trabajaba un poco. Después de comer juntos en el campus universitario, cogí el bus y me fui a ver el Museo Bishop. Esta instalación, dividida en diferentes edificios, contiene la colección de arte polinésico más importante del mundo. Allí se engloba no sólo la historia y cultura hawaiana, sino toda la de la Polinesia. Desde Nueva Zelanda, la Isla de Pascua o el archipiélago de Hawai, que supone la frontera norte de la Polinesia.



El museo, en cuanto a colección, es bastante asequible para el visitante. En poco más de una hora se puede ver el planetario, la sala de estrellas del deporte, el edificio de cultura polinésica y las dos exposiciones temporales que había en el momento, una sobre el legado para Hawaii de Bernice Pauahi Bishop y otra científica para niños.



La vista desde las instalaciones museísticas también son muy agradables y puedes sentarte un rato en el césped viendo parte de la ciudad. La pega que le veo al Bishop es que está un poco apartado del centro y la entrada es cara, 15 dólares.

Al terminar mi jornada cultural, tocó alquilar un coche y, en ese momento, empezaron los problemas. Me perdí por la ciudad, llegué al rent a car cuando ya estaba cerrado y tuve que ir a por el coche al aeropuerto. Llegar de allí al campus fue perfecto, y eso que yo iba bastante nerviosa por ser la primera vez que cogía un coche fuera de Mallorca yo sola. Pero, una vez en la Universidad no fui capaz de encontrar el edificio donde trabaja Carlos y me pasé una hora dando vueltas inútilmente porque, al llegar, Carlos ya se había ido a casa pensando que sería más fácil para mí encontrarle allí.



Para terminar el día, y para disfrutar de mi última noche en tierras hawaianas, fuimos al cine y a ver Honolulu desde una cima cercana a su casa.

1 comentario:

Carlos dijo...

Jajajaja, Lluc, la gente va a pensar que soy un pesimo anfitrion!! falta de organizacion ese dia, menos mal que al final se arreglo con el mirador, que ciudad, que fotos!
Honolulu es tu mallorca del Pacifico ...