sábado, 1 de marzo de 2008

Big Island: día uno

Cuando uno piensa en Hawai se imagina sólo playas, gente bailando con la falda de paja, surferos y muchas camisas de flores. Pero, más allá de todo eso, el archipiélago tiene naturaleza, volcanes altísimos, aves exóticas, selva, desierto y lenguas de lava que destacan sobre diferentes paisajes.







El martes nos fuimos a Big Island, la mayor de las islas hawaianas y llamada también Hawai. Allí nos encontramos con Collen (uno de los compañeros de piso de Carlos) y su amiga Christie y con ellos nos pasamos dos días enteros conociendo la isla.





El primer sitio al que fuimos fue a la cima más alta de la isla, situada a más de 4000 metros de altura y desde la que se ve una vista espectacular de los volcanes de la zona. Además, al estar tan alto, las cumbres están nevadas y el contraste entre el blanco de la nieve y el rojo-negro de la ladera deja una estampa preciosa.




Allá arriba, la sensación es de no saber muy bien si estás en la Tierra o en Marte. Eso sí, para la próxima vez tendremos en cuenta que debemos llevar ropa de más abrigo, y no como hizo Carlos, que se plantó casi sobre la nieve en chancletas…

2 comentarios:

Fabio dijo...

Gracias por permitirme viajar, un excelente blog
sigue adelante
saludos
faBio

Eva dijo...

Pero que espectáculo. Qué fotos tan chulas.... efectivamente... me ha chocado eso de las cumbres nevadas. Esperaba playas y collares de flores.

Un besazo, me alegra que lo hayas pasado tan bien.

Por cierto, pon alguna fotito de la playa... que me dejas con las ganas.