viernes, 29 de febrero de 2008

Honolulu

Hawaii está lejos, muy lejos de todo. Si lo buscas en un mapa, a veces ni sale y, si lo hace, casi tienes que mirar con lupa esos puntitos que ves entre la costa oeste de Estados Unidos y Japón. Además, no sólo es el hecho de que esté lejos, es que muchas zonas son como de otro planeta o de otra época. Y, todo ello, por la naturaleza volcánica del archipiélago que cambia el paisaje, que amplía islas por un lado, y destruye por el otro.

En la isla de Oahu, primero de mis destinos en este viaje, se encuentra la ciudad más grande y la capital del estado de Hawai, Honolulu. Aquí, donde Carlos está haciendo su proyecto hay casi de todo. Desde Waikiki, una de las playas más conocidas del mundo y donde siempre hay gente surfeando, a Diamond Head, un cráter inactivo donde el ejército estadounidense tiene una base militar subterránea o la bahía de Pearl Harbour.

En cuanto a Waikiki, pasear por sus calles con tiendas buenas y otras de souvenires llenos de flores y colores, o acercarse a la playa a darse un baño en las aguas del Pacífico, siempre es una buena opción. Eso sí, aunque yo he comprado algunas cositas, lo del baño todavía no se ha dado y, aunque pueda parecer mentira, llevo por aquí 5 días y todavía no he pisado la playa.





El domingo, cómo no, nos llovió. Yo ya iba con mi bikini preparado para disfrutar de un día de playa. Pero, al final, tuvimos que cambiar de planes y lo que hicimos fue pasear y recorrernos la ciudad andando (Carlos dice que camminamos unos 20 kilometros). Pasamos por un centro comercial muy grande y aproveché para comprarme algunas cosas y dejar pendiente otras compras un poco más caras...

El lunes, el día fue diferente y nos adentramos en la historia reciente más dura de Hawai: el ataque a Pearl Harbour.

La bahía de Pearl Harbour no es muy grande, pero alberga la mayor base naval estadounidense del Pacífico y, por tanto, un claro objetivo para los enemigos. Allí, el 7 de diciembre de 1941, los aviones japoneses hundieron parte de las naves estadounidenses y más de 4.000 personas murieron en el ataque. De éstos, 1177 lo hicieron en el buque Arizona.






Ese ataque fue fundamental para que Estados Unidos entrara en la Segunda Guerra Mundial y ayudara contra los nazis. Aquí, este hecho se recuerda con una gran pena, pero a la vez con orgullo. En Pearl Harbour se conservan los restos del buque hundido a poca profundidad en aguas de la bahía. Se mantiene tal y como se hundió, sin vaciar los tanques de combustible (lleva 66 años perdiendo ese gasoil) y sin extraer los cuerpos de los marineros muertos dentro. Es más, algunos de los supervivientes del ataque han querido que sus restos descansaran en el Arizona y así se hizo.

Además del barco hundido, hay un museo sobre el ataque y otro militar con un submarino y todo. Pero, este último no lo visitamos porque la entrada era realmente cara.

Tras esa visita, volvimos a la zona de Waikiki, y de allí otra excursión hasta el interior de Diamond Head, paseo hasta otro centro comercial y vuelta a casa.







3 comentarios:

Eva M. Paíno dijo...

Hola!!
Me alegro que lo estés pasando bien, se te nota.. y te estás dando a las compras!!!!
A ver si te puedes dar un buen bañito en las playas que tan buena pinta tienen.

Besos

Anónimo dijo...

Enveeeeeja es lo que tenc!
Pero sana ehhh :D
Mamà diu que sa primera foto pareix magaluf. Però a mi només de pensar quee stas a s'altre punta del món ja me fa ganes anar a pegar-hi un banyito!
Un beso mooolt fort!
Margalida.

Anónimo dijo...

Hola:
Me llamo Raquel y me estoy planteando hacer un curso de inlgés en Hawaii en septiembre. Estaria allí tres o cuatro semanas.
Me gustaria que me ayudaras con el vuelo, ya que de momento lo que veo me resulta un poco caro....
Compañias y tal...
También quiero saber si merece la pena y como no, si las compras son como en el resto de EEUU, marcas a buen precio, jeje!!!

Gracias de antemano!!!!

Si puedes contestarme a:
rakelkddj@hotmail.com

Un saludo