lunes, 28 de abril de 2008

Mi despedida en Andrés Carne de Res


Hoy, saliéndome un poco de lo normal en mí, voy a hablar de fiesta. Yo no soy muy de salir, y en Bogotá las ganas de marcha están más bajas que nunca. Pero, el viernes, tocaba celebrar mi despedida y fuimos a Andrés Carne de Res.

Al ser este mi último fin de semana en Colombia (sí, vuelvo a casa el 1 de mayo ya para quedarme), Lucía pensó que no podía irme de aquí sin conocer tan peculiar sitio. Y yo, como de una novia en su despedida de soltera, acaté sus órdenes y creo que me porté muy bien.

Andrés Carne de Res es, posiblemente, el sitio más conocido de todo Bogotá. Es un macrolocal en el que caben más de 1.500 personas entre las mesas y las pistas de baile. Además de comida típica colombiana y carne, mucha carne, la gente va a Andrés a “rumbear”. Así que comimos nuestra punta de anca y el lomo (solomillo español) con ron y cervezas. Debo decir que yo que no soy muy de carne, consideré que era buenísima la que nos dieron, igual que los chicharrones, las papas criollas, las arepas, los chorizos y demás.



El sitio es todo un espectáculo. Lleno hasta los topes de cachivaches. Cada mesa tiene sobre ella un corazón con un nombre y un número. Por estas cosas de la vida que no sabemos explicar, nos tocó el colibrí. Cuando lo vimos, a Lucía y a mí nos pareció muy significativo porque al llegar y mientras estábamos buscando casa como unas desesperadas vimos una de estas pequeñas aves revoloteando entre las flores de una de las casas que visitamos y las dos coincidimos en que era uno de nuestros pájaros preferidos.






Además de trastos por todo, Andrés creo que es famoso por los camareros tan guapos que tiene. Para que diga esto, con los pocos hombres interesantes que he visto en 7 meses, es que había muchos camareros interesantes. Nines, era un poc com s'Esponja però a lo grande!



Como era mi despedida, conseguimos que viniera un grupo de música que se pasea de mesa en mesa para celebraciones. Me pusieron una banda de "miss colombia". No, en serio, me pusieron una banda con la bandera de Colombia en la que pone "honores de la casa" y tocaron "És l'hora dels adeus"









La fiesta se prolongó hasta las 3, más o menos, bailando lo que pusieran y bebiendo ron Caldas. La vuelta en la camioneta que habíamos contratado fue un poco infierno. Pero, pese a ello, la noche valió la pena.



3 comentarios:

Eva M. Paíno dijo...

Lluc, tu segunda salida en Colombia y hasta te ha gustado.. tenías que haber empezado antes, jejeje. Si hasta los camareros eran guapos.. ay, que tarde lo has descubierto!!
Me alegro que lo pasaras bien.
Nosotros nos dimos al vino y a las tapas, para celebrar que hace mucho que estamos aquí y acabamos como acabamos.. en fin.

Un besazo muy gordo!!!

Carlos dijo...

LLuc!! Q pena q ya te vas si haber pasado por Miami primero! No te podias haber esperado una semanita mas y te acercabas con Eva?? Bueno,te deseo de todo corazón lo mejor en tu nueva etapa en España, en la q estoy seguro vas a ser super feliz! Muchos besos!!

Despedida Soltero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.